About Left

TERESITAS

Las teresitas son un postre clásico de la cocina asturiana, rellenas de crema pastelera, se suelen realizar en época de carnavales.

Ingredientes:

Para la pasta hojaldrada:

  • una yema de huevo.
  • 100 g de mantequilla.
  • un vaso, de los de vino, de aceite.
  • un vaso, de los de vino, de vino blanco
  • levadura Royal.
  • 300 g de harina.
  • sal.

Para la crema pastelera:

  • 500 ml de leche.
  • 25 g de azúcar.
  • 70 g de maicena.
  • 6 yemas de huevo.
  • media vaina de vainilla.
  • 1 huevo.

Elaboración:

  • Se procede primero con la pasta hojaldrada. En un bol, se mezcla el vino con el aceite, batiéndolo bien con las varillas, hasta que coja un color blancuzco; se añañde la yema de huevo y un poco de sal y se sigue batiendo. Se calienta un poco de mantequilla y se bate hasta que quede en un punto parecido a la pomada; se añade a la mezcla de aceite, vino y blanco y se sigue batiendo; cuando se ve que está todo bien mezclado, se va añadiendo la harina y se va trabajando con la espátula hasta conseguir una masa manejable que se despegue de las manos
  • Se envuelve la masa así formada en un trapo humedecido y se deja reposar de un día para otro en un sitio fresco. En el momento de hacer las teresitas, se extiende la masa con el rodillo hasta que forme un rectángulo de unos cincuenta o sesenta centímetros de largo por unos treinta y cinco o cuarenta de ancho; con una taza o molde adecuado de unos diez centímetros de diámetro, se recortan los extremos de la masa en seis partes (sin utilizar el diámetro total de la taza o molde) en las dos direcciones y se cortan las seis porciones, de manera tal que, cuando cada una de ellas se doble, coincidan las partes redondeadas.
  • Se prepara la crema pastelera, para lo cual, se pone a calentar la leche con el azúcar y la media vaina de vaninilla en un cazo.
  • Se baten las yemas y el huevo y, cuando esté algo caliente la leche, se saca media garcillada a un bol y se disuelve en ella la maicena, añadiéndola, a continuación, a los huevos y batiendo enérgicamente para que no forme grumos.
  • Cuando la leche empiece a hervir, se aparta del fuego, se añaden los huevos batidos con la harina y se sigue revolviendo hasta que espese la crema; depende de la energía empleada que se haga necesario o no vover con ella al fuego; en todo caso, si se precisa porque no acaba de espesar bien, siempre se hará con el fuego muy bajo. Una vez conseguida la consistencia, se deja templar y se cubre con papel film o similar hasta que enfríe o se vaya a utilizar.
  • A la hora de hacer las teresitas, se pone un par de cucharadas de crema en cada porción, se dobla la pasta para cerrarlas y se sellan con un tenedor como si fueran empanadillas.
  • A continuación y para acabar, se fríen e una sartén honda con abundante aceite caliente (que las cubra por la mitad) y se escurren sobre papel de cocina y se dejan enfriar. Se espolvorean con azúcar o se pasan por un plato con azúcar y se sirven.

Para 6 personas.